Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.
Search:

NOSOTROS

Como hemos llegado hasta aquí

Somos un concepto nuevo

Somos modernos en el estilo y clásicos en el sabor.

Somos un equipo de profesionales  que hemos creado el restaurante donde nos gustaría comer a diario y en las ocasiones especiales. Con menú o a la carta. Con amigos o con clientes, con tiempo para disfrutar o con algo más de prisa porque el trabajo lo requiere.

Somos firmes defensores de que calidad no está en el precio, sino en el producto. Somos exigentes porque también somos consumidores y estamos convencidos de que la experiencia debe resultar completa. Un buen restaurante ha de serlo por la comida, pero también por el trato y el entorno, por la decoración y el ambiente.

Somos nuevos, pero también somos expertos. Natural Lunch, nuestro restaurante en La Finca (Pozuelo), nos ha permitido crecer y creer. Sabemos más y queremos demostrarlo.

Somos POPA porque el Edificio PROA nos sirvió en bandeja el nombre. Durante mucho tiempo fuimos un sueño y ahora, por fin, Somos

FILOSOFIA

POPA ha nacido con un doble objetivo: queremos ser un restaurante donde te guste comer y donde te guste estar. Para ello, disponemos de un espacio funcional, luminoso y elegante, diseñado y decorado por Laura García-Soto y Óscar García Moneo, responsables de Byral

Nuestra cocina abierta responde a la necesidad de compartir nuestra pasión con los clientes. Nos gusta lo que hacemos y nos gusta que lo veas.

Nuestra propuesta gastronómica ofrece dos alternativas, siempre de la misma calidad. Con el menú diario hemos querido reinventar una apuesta tradicional sin perder la esencia. En la carta hemos dado rienda suelta a nuestra imaginación y a nuestro deseo de innovar.

Podríamos seguir hablando de nosotros, pero POPA ya ha abierto sus puertas y te invitamos a que pases. Nuestra especialidad son los sentidos, más que las palabras. Alguien dijo que alimentar el cuerpo es una forma de alimentar el alma y no pensamos llevarle la contraria.

Texto por: Juanma Trueba